lunes

18

December

2017


¿Cómo hablar sucio en la cama?

¿Cómo hablar sucio en la cama?

Si el término “´hablar sucio” te llena de una palpable ansiedad, no te sientas tan mal, mucha gente se siente de esa manera. Las pláticas sucias son un asunto complejo. No es fácil ser vulnerable, y hablar sobre tus fantasías sexuales le deja a tu pareja una gran ventana abierta a tu mundo privado. Y mientras tus estrellas porno favoritas hacen que todo luzca tan sencillo, cuando se trata de que tú ejecutes el show, el pánico escénico está destinado a aparecer. Afortunadamente para ti, hablamos con algunas estrellas porno, como Alison Tyler, Kendra Sunderland, Alana Luv, y Vicki Chase, para obtener sus consejos para que lleves tu “platica sucia” en el dormitorio a otro nivel, o por lo menos no a un grado extremadamente incómodo. Aquí hay cuatro consejos de cómo le debes hablar sucio.

Si nunca has incursionado en el mundo de hablar sucio, emitir un soliloquio sexual con tu pareja durante el sexo, puede tener dos resultados: algo muy bueno o muy malo. Por lo general, si estás nervioso es una buena idea hablarlo antes de ponerle ese ingrediente a la fórmula.

"No tienes que entrar en detalles inmediatamente, pero averiguar con anticipación qué tan cómoda está tu pareja con eso, para después intentar las cosas es una buena manera de proceder", asegura la ex estrella porno Alison Tyler. "Además, si a alguien no le gustó algo o no se sintió bien, debe ser honesto con su pareja. La honestidad es el camino hacia un mejor sexo. "

Una buena idea para abordar el tema de hablar sucio puede ser simplemente preguntarle a tu pareja si estás haciendo todo lo que le gusta en la cama. Pregúntale si está satisfecha. Pídele que te diga qué podrías hacer para mejorar. Después de eso, puedes decirle que te excita escucharla dar sugerencias, y preguntarle si no le importaría incorporar eso en el momento. Tómalo desde esa perspectiva y ve cómo funciona.

LO SIMPLE ES SEXY

Como con cualquier cosa sexual, pensar demasiado es generalmente el primer problema. Lo que vemos en la televisión y el cine es a menudo una versión muy exagerada de la realidad. Y esto es especialmente cierto cuando se trata de pornografía. Así que, mientras tu estrella porno favorita del momento está haciendo un monólogo de sus pensamientos, tú estás sentado ahí preocupado de que nunca podrás recordar todas esas palabras cuando se presente tu turno para ser el centro de atención. Pero ten la seguridad, comenta Tyler: lo sencillo es sexy.

"Siento que la mayoría de los hombres piensan demasiado en hablar sucio", afirma Tyler. "Los hombres sienten tanta presión cuando se trata de decir lo correcto y no decir algo indebido. Tienen miedo de mencionar algo malo y luego arruinar el sexo para siempre. Para mí, las veces más excitantes en las que he estado con un chico han sido cuando lo lleva de manera sencilla".

Por ejemplo, a Tyler le gusta que los hombres halaguen su cuerpo, o le digan cómo se siente su cuerpo con el suyo. "Dime lo que te gusta, o lo que más disfrutas. Ser descriptivo en el momento te mantiene lejos de la exageración. "

DEFINE UNA FANTASÍA

Para aquellos que estén listos para hablar sucio, la estrella porno Kendra Sunderland piensa que adentrarse en el mundo de las fantasías es una gran manera de tener éxito. Al llevar fantasías al dormitorio y compartirlas, creas una sensación de intimidad y un tipo de seguridad diferente que abrirá la puerta a un sexo más aventurero.

“Me encanta que me digan que soy un mujer sucia, una chica mala”, comenta Sunderland. “Necesitas comunicarte y descubrir cuáles son las fantasías de tu pareja. Es una gran manera de hacer del hablar sucio algo sencillo". Sin embargo, para ser claros, esta es la fantasía específica de Sunderland. La fantasía de cada mujer es diferente, así que tendrás que averiguar cuál es la de tu pareja, en lugar de asumir lo que ella quiere escuchar.

Otra buena idea es tratar de entrenar a tu pareja a través de hablar sucio, especialmente si son nuevos en ello. "Un hombre puede hacer que su pareja se sienta más cómoda al ser asertivo, además de elogiarla. Es básicamente prepararla y luego decirle cómo te gusta", asegura la estrella porno Alana Luv. "Pídele a tu pareja que te diga por lo que está pasando y lo que quiere que le hagas. Entrénala para eso”.

HÁZLO MÁS FÁCIL

El simple hecho de mencionar el hablar sucio es a menudo suficiente para que alguien se entusiasme. Sin embargo, como con cualquier cosa sexual, el calentamiento es una gran parte de la propia experiencia. Y entre más juego previos tengan, mejor será la acumulación, y mejor será el desenlace.

"Intenta decir una o dos cosas mientras están jugando entre las sábanas y ve cómo responde", sugiere Sunderland. "Desde ahí puedes guiarte. Si vas hacia abajo, no te compliques, pregúntale cómo le gusta. Haz que ella sea la voz que te indique cuáles son las cosas que le agradan. Tal vez no empieces inmediatamente llamándola chica mala, pero prueba con algo más suave para poder comenzar. "

ESTABLECE UN ARSENAL DE PALABRAS CLAVES

Por ser principiantes, consideren tener unas cuantas palabras claves en su repertorio para regresar si sienten que están divagando, o no sepas qué decir. Averiguar qué palabras clave o imágenes mentales te excitan, puede ser una gran manera de mantener el diálogo atractivo.

“Prueba cosas como, ‘¿te gusta esto bebé? o ¿Esto te prende?’ sugiere la actriz porno, Vick Chase. “Siéntete libre de usar todas esas palabras traviesas que no utilizas usualmente. La habitación debe ser una zona segura. Te debes sentir cómodo con tu pareja y una vez que lo hagas puedes ir practicando y mejorando.

UTILICEN IMÁGENES

Si tú y tu pareja se sienten cómodos con el porno, a veces verlo juntos puede ser una gran manera de favorecer al estado de ánimo y proporcionar un entendimiento de qué es lo que exactamente funcionará verbalmente. Por ejemplo, si hay una estrella porno que a ti te gusta y que usa el lenguaje en el que estás pensando, puedes mostrárselo a tu novia y mencionarle cuánto te excita ese tipo de lenguaje. Pregúntale si estaría interesada en intentarlo. De esa manera ella podrá escuchar ejemplos específicos de lo que te gusta para que pueda tener un repertorio básico de dónde empezar. Encuentra un porno que vaya con tus gustos y sugiérele a tu pareja que lo vean juntos.

LA PRÁCTICA HACE AL MAESTRO

Puede parecer increíblemente tonto e incómodo practicar, diciéndote cosas sucias, solo frente al espejo, pero si estás todo el tiempo nervioso al momento de tener que hablar sucio en la cama, esto puede ser increíblemente útil. Cuanto más practiques, haciendo o diciendo algo, más normal se vuelve y en ese momento estarás menos nervioso. Sí, esto es verdad, incluso cuando se trata de hablar de tu (…) dentro de su (…), o incluso de su (…). "Un gran problema es que los hombres tienen miedo de decir cosas por sonar estúpidos, por lo que practicar solos es una idea realmente buena", asegura Sunderland. Puede parecer una tontería, pero si necesitas ayuda para sacar las palabras, esto te dará más confianza ".

UTILIZA REFUERZOS POSITIVOS

Si tu pareja es más tradicional en la cama, pero está dispuesta a probar esto contigo, querrás asegurarte de que se sienta cómoda y segura. Lo último que quieres hacer es cohibirla. Así que si ella está dispuesta a ir lejos y salirse de su zona de confort, para asegurarse de que alcances la tuya, es una gran mujer y tú desearás que se sienta muy bien consigo misma. "Lo que me hace abrirme más es que me digan frases positivas y que me hagan sentir que estoy haciendo un buen trabajo", aclara Sunderland. "Si quieres facilitarle las cosas a tu pareja, puedes hacerlo con un par de preguntas. Si a ella le gusta hacer esto, conseguirás que hable por sí sola y pronto tomará el control de la situación”. "Es muy importante que tu pareja se sienta segura", agrega Luv. "Hazle muchos cumplidos. Dile que es muy sexy. A partir de ahí solo harás que se excite más. Pregúntale si ella se va a venir. Grita fuerte. Ambas partes lo amarán. Si ella siente confianza y seguridad contigo, convertirás a una mujer tímida en una mujer fogosa.

 

EVENTOS DEL MES